Cás A Dojo | Apartat Correu 31 | 07430 Llubi | Balears

Agricultura biodinámica como un modelo para la cooperación

El agricultor cuida de la tierra y de los animales donde el cazador y recolector explota. Desde el principio espiritual de la agricultura hace miles de años existe su aspecto básico del cuidado, por eso: cultura. Y si este falta no crecen alimentos saludables y tampoco sabrosos. Nuestro principio básico consiste en crear una dinámica de trabajo en concordancia con las necesidades vitales de los seres vivos. Con demasiada frecuencia son las normas técnicas y los hábitos adoptados inconscientemente quienes guían la actividad agrícola.

Como el marinero con el viento trabajamos con los procesos naturales. El dialogo entre ser humano y naturaleza empieza por escuchar atentamente. Esto es AgriCultura. Comprensión respetuosa es la base para crear una interacción fructífera entre tierra, plantas y animales. Nuestra experiencia nos muestra que cada individuo aporta positivamente en la medida en que se le permite expresar su naturaleza plenamente. Una granja se compone idealmente de una gran variedad de plantas y animales, facilitándoles una vida acorde a su esencia es nuestro objetivo. Esto significa que cada especie puede expresar todos los aspectos de su patrón de comportamiento.

Más información sobre la manada

Tener animales domésticos significa: humanos ayudan a animales y animales ayudan a humanos. Los animales domésticos se han abierto a nosotros los humanos manteniendo mas maleabilidad que sus hermanos salvajes. En el dialogo con el ser humano y su organización agrícola se ha desarrollado la actual variedad de diferentes razas de animales domésticos. A través de la experiencia del animal individual el arquetipo es enriquecido.

Estiércol animal es el motor de la fertilidad del suelo. Nitrógeno puede ser suministrado también por abono verde. La peculariedad del estiércol  es que transmite el calor del alma del animal. La presencia de animales en una granja aviva la atmosfera. Con algo de practica uno puede percibir la irradiación que cada especie de animal contribuye a un lugar (la calma densa de las vacas, la disposición para la excitación de los caballos-para „ser viento“, el activismo marcial de las gallinas, el  amor desinteresado de las abejas). Y especialmente trabajando el suelo con tracción animal se produce una calidad totalmente diferente que trabajando con maquinas.

Animal viene de anima: alma. Los animales son la dimensión anímica de un paisaje. Existe tambien un contrato antiguo entre plantas de cultivo y humanos: La col por ejemplo produce hojas que nunca ven la luz solo para nuestra nutrición. En cambio le proporcionamos una tierra voluptuosa y mediante una crianza respetuosa le ayudamos a descubrir su potencial de expresión.

Para percibir el ser de un animal o typus de planta un ser humano necesita practica. El genio en esta practica es Johann W. Goethe y Rudolf Steiner es el mejor maestro en ella.